Administración y Gestión de Comunidades de Propietarios, Complejos Urbanísticos y Centros Comerciales.

Comunicación incidencias OLINE
Noticias
RSS

Noticias, síganos en RSS

Filtrar noticias

Mostrar

Unas 19.000 viviendas de la región deberán valorar el consumo de la calefacción central

18/04/2018

El Ministerio de Energía prepara una norma para regular cómo contabilizar el uso individualizado en edificios con sistema colectivo

Imagen grande

Cerca de 19.000 viviendas de la región deberán realizar un estudio sobre contabilización del consumo de calefacción en calderas comunitarias. En aquellos casos en que sea económicamente viable será obligatorio llevar a cabo las mejoras correspondientes.

El Ministerio de Energía prepara un real decreto para regular la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios. El objetivo es implantar en la legislación nacional una directiva europea del año 2012 sobre eficiencia energética y que aún no se aplica por completo en España.

Este proyecto fija para los titulares de instalaciones centralizadas la obligación de instalar contadores individuales que midan el consumo de calor y frío de cada consumidor, siempre que sea técnicamente viable y económicamente rentable.

Para el caso de la calefacción, y siempre que no sea técnicamente viable el uso de contadores individuales, se impone la obligación de instalar repartidores de costes de calefacción o sistemas alternativos, siempre que esta opción sea económicamente factible.

Para realizar este análisis, el Ministerio de Energía aprobará una orden en la que se indicará cómo se debe realizar una primera evaluación de la rentabilidad económica de la instalación de contadores en cada vivienda o edificio o, en caso de no ser técnicamente viable, la de repartidores de costes o sistemas alternativos para el caso de calefacción.

Si en esta primera evaluación se concluye que es económicamente rentable la instalación de equipos de contabilización individualizada, el titular tendrá la obligación de solicitar a una empresa instaladora o mantenedora, debidamente habilitada, un presupuesto en el que se determine cómo se puede llevar a cabo la mejora exigida.

Sólo si en el presupuesto se concluye que los equipos de contabilización individualizada son técnicamente viables y económicamente rentables, en función de un periodo de amortización que debe ser regulado por Energía, el titular estará obligado a su instalación.

Según el Censo de población y viviendas del año 2011, el último disponible, en Extremadura hay cerca de 425.000 viviendas. El Instituto Nacional de Estadística señala que un 4,4%, 18.700, contaban en el momento del estudio con calefacción colectiva o central, 9.800 en la provincia de Badajoz y 8.900 en la de Cáceres. La mayor parte se concentra en las grandes ciudades de la región. La capital pacense contaba con unas 4.500 viviendas (el 8% del total), la cacereña con 4.300 (11,7%), Mérida con 1.200 (5,6%) y Plasencia con 1.100 (7,2%).

El proyecto de real decreto excluye de la aplicación de estas medidas a edificios situados en provincias costeras del sur y el este del país, así como en Canarias. También quedan fuera aquellos que cuenten con instalaciones difíciles de adaptar, como sistemas con emisores conectados en serie (monotubos) o climatización por aire. Pero será necesario que una empresa habilitada certifique que las mejoras exigidas no son posibles.

La norma también recoge un periodo para la primera evaluación técnica y la solicitud de presupuesto, que varía en función de las zonas del país. En Extremadura, al ser una de las regiones con menos edificios con calefacción central por sus condiciones climatológicas, sería de la últimas en aplicarse. En concreto, el tope sería el 31 de agosto de 2020 para edificios de más de 70 viviendas y el 31 de diciembre de ese año para el resto.

 

Menos emisiones y dinero

Cristóbal Maza es el director de Aspremetal, la asociación en la que se integran las empresas de climatización, fontanería y energías asociadas de la provincia de Badajoz. Como indica, la instalación de sistemas de control de consumo individualizado permitirá un ahorro de emisiones contaminantes, que es lo que pretende la Unión Europea, pero también un ahorro económico para los particulares.

En edificios con calefacción central es habitual que haya diferencias en las necesidades de cada vivienda por cuestiones como la presión del agua, la orientación o el aislamiento. Pero como el sistema es comunitario, no existe un uso separado por cada piso. Maza señala que con equipos de reparto cada usuario podrá pagar según su consumo real.

Como explica, la norma pretende «que cada uno se haga cargo del calor que realmente está demandando». Con ese fin, señala que lo más común será instalar unos dispositivos con lectura informatizada que emiten datos sobre caudal y temperatura por vivienda. Los resultados se emiten a una centralita, que permitirá evaluar qué porcentaje de gasto corresponde a cada piso.

El director de Aspremetal indica que «en algunos edificios se está instalando porque se está demostrando que es un ahorro». Según sus estimaciones, el consumo se puede reducir de un 10 a un 15%.

Maza señala que está previsto que tanto la primera evaluación obligatoria como el presupuesto que haya que solicitar tengan carácter gratuito, lo que obligará a las empresas instaladoras a asumir los costes de ese trabajo. Pero les permitirá ganar un cliente en caso de que, si se cumplen los requisitos, el edificio en cuestión esté obligado a disponer de sistemas de contabilización individualizados.

 

Fuente: hoy.es

CL Hermanos Segura Corvasí, 4 Oficina 13 0-6011 Badajoz - Tlf/fax: 924 257728 Tlf Urgencias: 667572270 | Política privacidad y protección de datos